Quienes somos
 

EL GRUPO PROVIDA

El Grupo Provida es una asociación sin ánimo de lucro cuyos miembros asumen como objetivo fundamental la defensa de la vida humana y su dignidad en toda circunstancia. Las personas asociadas al Grupo entienden que la vida humana es un bien en sí que debe protegerse y promocionarse aun en las situaciones más difíciles.

En consecuencia, el Grupo Provida promueve iniciativas que conciencien a la sociedad de la necesidad de prestar todo el apoyo preciso a los no nacidos, a los enfermos en fase terminal, a las familias o mujeres que atraviesen dificultades de cualquier índole para llevar adelante su embarazo y, en general, a cualquier colectivo o persona cuyo derecho fundamental a la vida no le sea reconocido.

El Grupo Provida no tiene filiación política o religiosa, siendo únicamente el respeto a la dignidad de la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural lo que une a sus socios y simpatizantes. Desde el Grupo se promueve una cultura de la vida que afirma a la persona humana con su derecho igualitario a existir. En esa cultura, la vida es un valor irrenunciable que prima sobre cualquier consideración relativa a la calidad de la misma: los miembros del Grupo no consideran que alguien tenga más derecho a la vida que otro, ni reconocen a nadie la potestad de decidir quien merece vivir y quien no. Se oponen, pues, unánimemente a la eutanasia, a la pena de muerte, a la experimentación con embriones humanos y a toda práctica o política que trate a la vida humana como un medio y no como un fin en sí mismo.

El Grupo Provida es un movimiento vital, progresista y solidario que, como la ciencia muestra claramente, entiende que, sí en otras épocas se pensaba que el nacimiento era la venida de un nuevo ser, hoy la ciencia demuestra que el nacimiento es un cambio de nicho ecológico de un ser ya constituido por un código genético que le hace único e irrepetible y, por tanto, sujeto de unos derechos inalienables y de una dignidad intrínseca que no debe ser vulnerada ni en las circunstancias más graves. El Grupo quiere ser solidario en tanto que se opone a que, apelando a un presunto progreso científico o social, se conculquen los derechos de los más débiles: no es viable un progreso a costa de la dignidad humana y el beneficio que se obtendría de ese progreso provocaría una regresión inaceptable en materia de derechos humanos que impide un auténtico progreso.

El Grupo Provida defiende la necesidad de que la praxis médica y la científica observen los principios elementales de Ética y el Derecho, y fomenta una toma de conciencia de que personas de instituciones han de implicarse positivamente en la solución de los conflictos reales que tienen la mujer y el hombre de hoy a la hora de aceptar incondicionalmente el valor de la vida humana por encima de consideraciones relativas a su “calidad” u otros factores importantes, sin duda, pero secundarios respecto al valor de la vida misma.